La toma física de inventarios consiste en la comparación de la mercancía que se encuentra registrada en el sistema, con la mercancía que se encuentra en el almacén. Esto se hace con la intención de validar un adecuado registro de entrada de la mercancía cuando se compra, de la salida del inventario cuando se vende, y en el caso de existir varios almacenes, el traslado correcto de la mercancía entre los mismos.

Una empresa debe mantener un número Para poder llevar a cabo el proceso, es mínimo de stock para hacer frente a aumentos de necesario que la empresa garantice el orden de demanda, de la misma forma que también tiene que almacén de acuerdo con los códigos y los nombres con disponer del material necesario para continuar con la los cuales fueron registrados en el sistema producción y que no se produzca ninguna pausa en la actividad.

Este procedimiento consiste en un conteo de la mercancía que se encuentra en el almacén por parte de nuestro equipo y con la ayuda conjunta del personal del almacén de la empresa.

También es necesario que se paralice toda la actividad administrativa ya que no puede existir mercancía en tránsito o pendiente por despachar.